COMPRAR EN ANDORRA

Andorra tiene muy arraigada la tradición comercial, famosa a nivel mundial por la calidad de todos sus productos, sus precios competitivos, la profesionalidad de sus dependientes, la atención personalizada y la seguridad ciudadana, estos son solo algunos de los elementos distintivos del comercio andorrano.

En poco espacio, alberga más de 1.500 tiendas y centros comerciales a lo largo de su famoso paseo de 10 km donde podrás encontrar todo aquello que necesites para todo tipo de público. En Andorra, ir de compras, es una opción preferente adecuada en cualquier época del año.

¿DÓNDE COMPRAR EN ANDORRA?

La mayor parte de las tiendas se encuentran en Andorra la Vella (capital del país), Escaldes-Engordany, El Pas de la Casa y Sant Julià de Lòria. En Andorra la Vella sin duda tienes que visitar la avenida de Meritxell, y en Escaldes-Engordany la avenida Carlemany. Estas dos avenidas disponen de las tiendas más importantes en los sectores de joyería, relojería, perfumería, moda y complementos. Todos ello de las marcas más prestigiosas y reconocidas internacionalmente. En Andorra la Vella, Escaldes-Engordany y Ordino también encontrarás los mejores productos gastronómicos de una calidad excelente y tiendas especializadas en deportes y tecnología.

En El Pas de la Casa también encontrarás una gran variedad de establecimientos con las tiendas más importantes del sector musical y tecnológico. al igual que en Sant Julià de Lòria, donde tendrás tiendas de música, productos electrónicos, productos gastronómicos y complementos para el hogar.

REBAJAS EN ANDORRA

Andorra principalmente tiene dos periodos de rebajas, aunque no existe ninguna normativa que regule dichos periodos de rebajas. Estos periodos son en verano: desde mediados de junio a finales de agosto y en invierno: desde finales de diciembre hasta finales de febrero. Estas rebajas suelen empezar unos días antes que en nuestro país y en Francia.

MÁS COSAS A TENER EN CUENTA

Recordar siempre que al comprar en Andorra hay que tener en cuenta los impuestos aduaneros. Los productos que se pueden sacar del país están exentos de impuestos hasta a un límite determinado por las franquicias aduaneras de 900 euros.